Naturopatía 

En Naturopatía se recurrirá a los recursos y agentes naturales con el único fin de poder aumentar el estado de salud de las personas, fortaleciendo el sistema inmunológico, 

Se va eliminando toxemia (presencia de sustancias tóxicas en la sangre) del organismo, aunque para ello también se utilicen las técnicas naturales y simples, sobre todo en relación a la alimentación, a la herbología, con las Flores de Bach, el Ayurveda, la aceites esenciales, la Homeopatía, e incluso recurriendo a técnicas manuales como acupuntura, la auriculopuntura, etc., eso sí, siempre con un enfoque diferente.

En definitiva, el Método Naturopático no se enfoca desde la perspectiva de la enfermedad, el objetivo de un Naturópata es la educación y promoción de la salud, en cambio desde la perspectiva de la Medicina Natural, su objetivo es prevenir y curar la enfermedad con tratamientos naturales.

El Naturópata no es un médico, no hace un diagnóstico nosológico, no cura enfermedades, pero ayuda al paciente a seguir el camino de la restauración de la salud, le permite encontrar en sí mismo la energía mental y física para combatir la enfermedad, y puede ayudar a quienes recurren a él para elegir el método de tratamiento natural (o convencional, en algunos casos) que mejor se adapte a su problema. De hecho, la naturopatía no actúa como un sustituto de la medicina alopática (medicina clásica occidental), sino como una herramienta complementaria . El naturópata también podría llamarse un “consejero de salud”.

El Naturópata tiene la obligación de respetar y adaptar sus recomendaciones a las que el médico ya esté indicando a la persona.